Inicio del Taller de Formación para Jóvenes Animadores Comunitarios

integrantes

Un grupo capaz de superar todos los obstáculos...

El sábado 19 de febrero vivimos la primera jornada del Taller de Formación para Jóvenes Animadores Comunitarios, orientado a la formación e instrumentacion de los participantes para liderar acciones de promoción social en sus respectivos ámbitos.

Este taller se desarrollará durante 8 sábados, en el C.I.C. de calle 23 y 161 norte de Berisso, desde las 09:00 a las 16:00 hs.

Si querés ver el album de fotos de la jornada, hace clic AquíA continuación te ofrecemos una síntesis de esa jornada:

Un Sábado diferente. Un cielo gris, con una lluvia que amenazaba con no parar, acompañaba la incertidumbre de saber si estábamos tomando el camino correcto para ayudar a los jóvenes de Berisso; esa ayuda, que observamos meses antes cuando caminábamos por los barrios, que era necesaria; esa idea de formar ANIMADORES COMUNITARIOS; esa idea de brindarles herramientas a los jóvenes para que sean ellos mismos quienes modifiquen su realidad y la de su entorno.

Como en todo inicio surgieron algunos imprevistos, desde haber intentado abrir la puerta con una llave equivocada, hasta la falta del cumplimiento del horario previsto.

Pero toda esta incertidumbre, estas dudas, se fueron diluyendo cuando poco a poco fueron llegando las personas importantes, los que a partir de ese momento pasarían a formar parte del taller, los destinatarios de esas herramientas y los futuros Animadores Comunitarios.

El grupo se conformó con 13 integrantes, en un clima jovial, entre risas y miradas cómplices, ya que la mayoría se conocen entre sí desde temprana edad y tienen algunas actividades en común.

Luego de la presentación del equipo, donde se dieron las pautas de trabajo, se comenzó con la tarea.

Primeramente se realizó la presentación de los integrantes del grupo, para lo cual se utilizó la técnica de presentación en pareja, donde cada uno presentaba al otro en primera persona, en base a una guía propuesta por los co-coordinadores. No obstante tener otras actividades en común y conocerse desde corta edad  (como se había comentado con anterioridad), luego de esta técnica de presentación, la mayoría coincidió en haber descubierto aspectos de la vida del otro, en los que nunca habían prestado atención. Y quedo resonando dentro del taller la frase: “QUE POCOS QUE NOS CONOCEMOS”

Posteriormente se proyecto un Video motivador, y en el análisis del mismo por parte del grupo surgieron puntos en común que pueden sintetizarse en las siguientes palabras: -SE PUEDE -TRANSMITIR -CAMBIAR y ADQUIRIR CONOCIMIENTOS.

Para conocer las expectativas de cada uno y las de los distintos sub-grupos formados, se presentó una guía como consigna, surgiendo de ello una unificación de objetivos respecto al taller, donde se plasmaba el deseo de TENER HERRAMIENTAS UTILES – QUE SE CONSTITUYA EN UN TALLER DE CONTENCION Y QUE SEA PRODUCTIVO. Deseando que no ocurra: PERDER LAS GANAS – NO APRENDER Y FRACASAR.

En el planteo del Objetivo en común, se pudieron rescatar las frases: TRANSFORMACION, IDENTIDAD, RE-VALORACION, COMUNICACIÓN, VALORES, IDEALES, FAMILIA Y CALIDAD DE VIDA.

Se pudo observar, durante la dinámica grupal, dos etapas claramente marcadas por la llegada, en la mitad del taller, de las personas mayores que los jóvenes tienen como referentes en otra actividad en común, notándose una baja en la participación oral por parte de algunos integrantes del grupo. Este equipo de co-coordinadores considera como lógica a esta actitud, por la existencia de una relación vincular de dependencia con marcado rol docente-alumno. Sin embargo, esta actitud estática fue modificada por la misma intervención de otros integrantes del grupo, lográndose una horizontalidad óptima.

En la última fase de la primera jornada y luego de haber observado otro video mediante el cual se motivo al reconocimiento de uno mismo y a las capacidades y potencialidades de cada uno, se realizó un trabajo de percepción de la realidad, tomándose como sujeto de percepción cada uno de los integrantes del grupo y la juventud en general. Esta actividad tuvo un inicio sorpresivo para todos: “NUNCA ME PREGUNTE: QUIEN SOY o QUE SOY?” fue una de las frases que marcaron esta sorpresa. Sin embargo, la sorpresa final fue la de los co-coordinadores cuando escucharon las conclusiones de cada uno de los integrantes y de los sub-grupos formados. Las ideas fueron claras y las coincidencias múltiples.

Finalmente y antes del cierre de la jornada, los participantes manifestaron sus deseos de continuar, su alegría por haber asistido al taller, sus ganas de seguir aprendiendo y construyendo.

Sobre la tarde, cuando finalizamos, el cielo se despejo, así como también la incertidumbre. ESTAMOS EN EL CAMINO CORRECTO.-

Tiempo Social

About admin